¿Cómo se puede configurar el desbloqueo facial en dispositivos Android?

Si deseas configurar tu dispositivo Android (smartphone o tablet) para que se desbloquee automáticamente utilizando el reconocimiento facial, te explicamos como hacerlo siguiendo unos pasos muy sencillos.



Una de las características más importantes de los dispositivos móviles es precisamente la seguridad, nadie quiere que cualquier curioso pueda entrar en su móvil para ver la información de sus contactos, su información financiera o cualquier dato de aplicación privada.

Desde siempre, Android ha proporcionado pantallas de desbloqueo que nos permitían configurar un PIN o una serie de movimientos y los solicitaba antes de permitirnos acceder al sistema. Además, a partir de la versión Ice Cream Sandwich de Android, se nos permitía desbloquear el móvil utilizando un sistema de reconocimiento facial (o por su nombre oficial: Face Unlock .

¿Cómo se puede configurar el desbloqueo por reconocimiento facial en Android ?

En realidad, los pasos a seguir son bastante sencillos.

En primer lugar, tenemos que ir a las opciones de configuración (utilizando el icono de Configuración) y seleccionar la opción Personal en la parte inferior y posteriormente la opción Seguridad.

Una vez ahí ya podemos escoger cual será nuestra opción de bloqueo. Tenemos las siguientes opciones:

  1. Ninguna: podemos entrar al dispositivo automáticamente.
  2. Deslizable: para desbloquear el móvil basta con deslizar el dedo sobre una pantalla.
  3. Patrón: establece un patrón de movimientos.
  4. PIN: para entrar debemos introducir un PIN con cuatro dígitos.
  5. Contraseña: similar al anterior pero con una contraseña más segura (letras y dígitos).
  6. Face unlock: desbloqueo por reconocimiento facial, es decir, el que nos interesa.

Ahora sólo nos queda seleccionar la opción Face unlock y utilizar la cámara de nuestro teléfono o tablet para sacarnos una foto.

Por último, pulsamos sobre el botón Continuar y ajustamos la cámara sobre el rostro que aparece en la fotografía para centrarlo y alinearlo correctamente.

Una vez centrado, podemos comprobar si esta fotografía es válida como base para el reconocimiento facial.

A partir de este momento, cada vez que accedamos a nuestro teléfono lo podemos hacer mirando hacia la cámar del dispositivo. Si no se reconoce a la primera, el sistema nos mostrará un área donde podemos recolocar la foto.

Aparte del reconocimiento facial configurado, si deseamos aún más seguridad, podemos asignarle un PIN a la pantalla de bloqueo.



Páginas relacionadas