Como elegir una buena tablet

Algunos consejos muy prácticos para elegir la mejor tablet entre las que tenemos ahora mismo en el mercado



Ahora que llegan las Navidades y con ella la época de los regalos, los lectores comienzan a preguntarnos cómo elegir la mejor tablet bien para regalar o para regalarnos.

Aunque este es un tema escabroso puesto que depende mucho del uso que le vayamos a dar a nuestro dispositivo sí que hay algunos consejos generales a tener en cuenta.

La primera pregunta es si debemos escoger una tablet de gama alta o una tablet barata . Actualmente las diferencias de precio no son excesivas, unos 300 € entre unas y otras y si realmente ya estáis introducidos en este mundo y hacéis un uso continuo de este tipo de dispositivos, os recomendaría invertir algo más de dinero para obtener un mejor rendimiento. Si sólo queréis probar o consultar Internet y vuestro correo de vez en cuando, os recomiendo que echéis un vistazo a las tablets económicas del mercado. Si no queréis fallar, consultad las características de los modelos de Nexus y Kindle del mercado. Tienen un precio económico pero características avanzadas que seguramente no defraudarán a nadie.

Pero ¿cuáles son las características que debo buscar en mi nuevo tablet ?

En principio, debemos observar cinco aspectos clave de nuestra tablet: procesador y GPU, memoria, pantalla, sistema operativo y conectividad.

Los procesadores cambian muy a menudo, pero hasta ahora los que dan mejor rendimiento para dispositivos móviles son los de arquitectura ARM como Snapdragon, Tegra o Qualcomm. El número de núcleos es importante si vamos a darle un uso intensivo del mismo modo que la velocidad (el valor que aparece junto a la abreviatura GHz o Gigahertzios) aunque yo me decidiría por una marca de procesador de prestigio antes que por una marca desconocida que alardee de una velocidad mayor: a la larga, la fiabilidad de los "procesadores de marca" es mucho mayor.

La GPU o procesador gráfico, es igualmente importante aunque suelen ser bastante más estándar y podemos encontrar desde la Mali 400 típica en las tablet chinas a GPUs más potentes como la Tegra 3 o superior. Aunque es muy importante que tenga velocidad suficiente sobre todo si vamos a usar juegos, gráficos 3D o vídeo si le vamos a dar un uso "normal" cualquier marca respetable nos va a ofrecer un rendimiento suficiente y dependerá de nuestro presupuesto a la hora de elegir entre varias opciones.

La memoria es fácil: cuanta más mejor y nunca menos de 512MB, de hecho, os aconsejaría que nunca menos de 1GB si vuestro presupuesto lo permite. La velocidad de la memoria también es importante aunque no se suele incluir en las comparativas elegid aquellas en las que el tiempo de acceso sea menor. La capacidad de almacenamiento interno también es importante aunque nunca me he encontrado con la necesidad de más de 8GB en mis dispositivos si podéis permitios una tablet de 16GB no lo dudéis, será una inversión de futuro segura. Por supuesto, no olvidéis comprobar que se pueda ampliar la memoria utilizando tarjetas microSD y la capacidad máxima de este tipo de tarjetas que podemos utilizar (lo normal suele ser unos 64GB).

En cuanto a la pantalla, el tamaño es cuestión de gustos y la vamos a encontrar de todos los tipos entre 10 y 7 pulgadas pero sí debemos fijarnos en la resolución, cuanto más mejor, nuestra vista lo agradecerá. La mayoría de las pantallas en el mercado actual son capacitivas y deberíamos huir de las resistivas siempre que podamos, tienen mejor precio pero a la hora de utilizarlas son mucho más desagradables.

En el sistema operativo, aunque comienzan a surgir competidores, apostaría por Android siempre que la versión sea superior a la 4.0. Aún existen dispositivos en el mercado con versiones 2.0 a precios inferiores pero os dará problemas de compatibilidad con las aplicaciones más modernas y posiblemente sea mucho más difícil de actualizar.

Por último las conexiones: para mí es imprescindible la conexión microUSB y la conectividad WiFi. Otras conexiones a tener en cuenta son HDMI si queréis compartir vídeo con otros dispositivos como vuestro televisor o la conexión Bluetooth o GPS pero, para mí al menos, son opciones que utilizo raramente.



Páginas relacionadas