Cómo ahorrar energía en dispositivos Android

Cómo ahorrar batería en dispositivos Android



Prácticamente todos los propietarios de dispositivos Android, tanto tablets como smartphone se quejan del funcionamiento de la batería, en concreto del número de veces que tienen que cargarla de nuevo.

Hay que tener en cuenta que este tipo de dispositivos de por sí consume una gran cantidad de energía, sobre todo por las grandes dimensiones de su pantalla y por la potencia del procesador.

Sin embargo, hay algunos consejos básicos que podemos seguir para ahorrar energía y que no tengamos que cargarlo de nuevo cada día.

El primer punto a tener en cuenta son las aplicaciones, cuantas más aplicaciones ejecutemos al mismo tiempo más batería consumiremos. En concreto, hay ciertas aplicaciones que se ejecutan en segundo plano y solemos olvidar.

Este tipo de aplicaciones en segundo plano son los fondos de pantalla animados , los de acceso a redes sociales como Twitter, Google +, FourSquare o FaceBook que continuamente están consultando al servidor para comprobar si hay nuevas actualizaciones.

Una de las primeras acciones que debemos llevar a cabo en caso que utilicemos estos servicios es aumentar el tiempo de sincronización o bien desactivarlas y sincronizarlas únicamente cuando vayamos a consultar realmente la información.

Otro de este tipo de aplicación son los Widgets, es decir, las pequeñas aplicaciones que se ejecutan sobre el escritorio (consultar el clima, el estado de la red o memoria o el propio estado de la batería). Estas aplicaciones suelen ser muy útiles pero sobrecargan el procesador y consumen batería. Por tanto, la solución más sencilla es desactivar todas aquellas que no sean estrictamente necesarias.

El otro gran consumidor de la batería es la pantalla, sobre todo aquellas con resoluciones altas.

La primera solución es disminuir el brillo y reducir el tiempo de bloqueo de pantalla para que se bloquee automáticamente cuando no la utilicemos. Por supuesto, como decíamos en el punto anterior, deberíamos utilizar fondos de pantalla estáticos en lugar de animados.

Las otras opciones que tenemos para ahorrar batería es desactivar las conexiones que no utilicemos (como WiFi o Bluetooth) o bien cuando se bloquee la pantalla o bien completamente si no vamos a utilizar la red. Debemos tener en cuenta que si no tenemos una conexión WiFi cercana nuestro dispositivo estará constantemente buscando una red disponible.

Lo mismo ocurre con la antena de GPS. ¿Realmente necesitamos que los demás sepan dónde estamos en cada momento ?

También es muy útil desactivar las animaciones, con eso conseguiremos tanto aumentar el rendimiento del equipo como ahorrar algo de batería.

Como veis, reglas muy básicas, pero si las seguimos conseguiremos que la batería de nuestro dispositivo tarde más tiempo en descargarse.



Páginas relacionadas